El cebollino es una hierba perteneciente a la familia de las aliáceas, las cuales son usadas como hierbas aromáticas para distintos platillos de la cocina. Su sabor es similar al de la cebolla tradicional, sin embargo, este se caracteriza por ser mucho más leve. Sus orígenes son muy lejanos, provienen de China donde fueron cultivadas durante dos mil años, y es en el siglo XVI que logra expandirse por la comunidad europea. Actualmente, es muy común encontrarlos alrededor del mundo y en distintos lugares de ellos.

Aporte nutricional del Cebollino

Para algunos es difícil notal alguna diferencia entre el cebollín y las cebollas tradicional, aunque estén claras. Sin embargo, sus características ayudan a distinguirlo y hacer que resalten entre los demás. El cebollín es bastante resistente a la época de sequías, por lo que crece en grupos estrechos.

Resulta ser un ingrediente atractivo para la condimentación de ensaladas y la preparación de pescado o papa, y añade sabores únicos a las cremas de sopa. Comúnmente utilizado en la preparación de platillos franceses como las papas fritas a las hierbas finas, acompañados con crema ácida. Sin embargo, también es usado en la preparación de: huevos, mantequilla, vinagre, salsas o cualquier verdura para ayudar a realzar su sabor. Si es comúnmente usado en los platillos culinarios de la casa, es mucho más factible agregarlos al final de las preparaciones para mantener sus beneficios nutritivos y no perder el sabor de las mismas.

Para un mejor cultivo del cebollino es recomendable cortar unas pequeñas ramas de hojas ya crecidas y sembrarlas sobre la tierra dejando seis pulgadas de altura por fuera. Mantener un buen cuidado ayudará a tener una mejor cosecha de esta hierba, sobre todo en corto plazo.

Beneficios nutricionales del cebollín

Nutricionistas recomiendan consumir dos cucharadas soperas, debido a que proporciona 16% en vitamina K –ya que contiene un porcentaje de 259 en la ingesta–, debido al reforzamiento de los huesos y prevenir un daño neuronal. Este componente es usado en personas que están bajo tratamiento del Alzheimer. Poseen una gran fuente de ácido fólico, el cual, en el caso de las embarazadas previene algún tipo de defecto que pueda generar en los recién nacidos.

El cebollín también posee una gran fuente de vitamina A y es recomendado para proteger al cuerpo de células cancerígenas en el pulmón boca, colón esófago y estómago. También tiene un alto en fibra que ayuda a la limpieza del colon. Por su alta fuente de calcio, hierro, magnesio, potasio, cobre y manganeso, también ayuda al alivio de la digestión, estómagos irritados y previene el mal aliento. En el caso de Republica Dominicana, tiene un fin medicinal y es acompañado de otras plantas para crear brebaje que puedan curar; la gripe, refriados, bronquitis, neumonía y tuberculosis, etc.

Aporte nutricional del Cebollino

Más allá de eso, el cebollín también tiene propiedades anti-inflamatorias, anti-bacteriales, antivirales, entre otras. Por ser miembro de la familia “Allium” contiene antioxidantes y enzimas que más tarde se convierten en allicina –aunque estudios han demostrado que puede cortar la HMG-CoA, que se encarga de la producción de colesterol y disminución de la presión sanguínea, generando un bloqueo la formación de plaquetas y reduciendo el riesgo de sufrir de infartos– al cortar o triturar sus hojas.

Estudios sobre el cebollin

Estudios realizados comprobaron que los ingredientes encontrados en la planta son agentes anti-microbiales que impiden la infección producida por alimentos en mal estado como; la salmonella. A su vez, también lograron comprobar que no solo el cebollín ayuda a prevenir el cáncer, sino que también toda la familia de los “Allium” tiene ese beneficio.

El cebollín no es solo un ingrediente que nos ayuda a complementar nuestras comidas, sino que también el cebollín es considerado como una hierba con capacidades curativas. Con una alta presencia de vitaminas A, C y K es reconocido por presentar antioxidantes y fitonutrientes saludables en su gama nutritiva.

En conclusión

El cebollín presenta un alto compuesto de agua y bajo en energía. Decir que tiene un aporte proteico es algo erróneo, ya que, es nulo. En cantidades considerables se puede encontrar presente el hierro, calcio y magnesio que ayudan a la nutrición y al fortalecimiento del cuerpo. También posee un componente que lo ayuda actuar como desinfectante y fungicida, aunque no posee una alta efectividad como otros por su poca concentración.